lunes, 19 de septiembre de 2011

las mejores cosas que tendrás, son las pequeñas.

Cuando llega esa persona, la persona que hace que te pares y te des cuenta de las cosas, del valor de los pequeños detalles, entonces, es cuando todo cambia, cuando todo pierde el sentido que tenía y empiezas a verlo desde otro punto y, hasta que no llega, no lo comprendes. Y cuando llega, ya no hay ni debe haber dos caminos, es uno solo que corresponde a dos cuidarlo, con sus más y sus menos, los del día a día, porque los problemas llegan pero se superan, y así cuando llega el puto invierno sabes que ahí estará esa persona para sacarte una sonrisa aunque sea entre lágrimas, para escucharte y protegerte consiguiendo que te olvides por momentos que fuera de vuestro camino quizás sea invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario